En la vida hay tres factores que son ineludibles: ritmo, seguridad y dirección.
Busca el ritmo con el que estés cómodo, la seguridad necesaria para estar tranquilo, la dirección que te haga sentirte realizado y cuando sea necesario se flexible, así conseguirás llegar al más feliz de los finales.